jueves, 11 de febrero de 2010

Dirigencia y política

¿ Cómo poder avanzar en un proyecto nacional y popular si los dirigentes que deberían ser los personeros del cambio son los mismos que acompañaron a Menem en el momento de la mayor entrega del país ?

Por Juan Carlos Montenegro

Rememorando a Moreno, Belgrano, Castelli y Monteagudo…, aquellos padres de la Revolución de Mayo, de la que ahora celebramos el bicentenario, lo primero que plantearon fue la renovación a veces hasta a sangre y fuego, hoy el gatopardismo no los hubiera dejado llegar ni siquiera a la jabonería de Vieytes, ya que con la mentalidad camaleónica de la dirigencia del país, seguramente hubieran negociado con el poder que emanaba del Fuerte en ese momento.
Debido a esta dirigencia y cuando me refiero a ella, hablo no sólo de la política, sino también de la sindical, social, educativa, intelectual, económica…., es decir de todo el universo que conforma el país, este país que tuvo un proyecto aeronáutico que lo llevo a poseer la tercera nave a reacción del mundo, un proyecto nuclear que fue pionero y único, que nos debería haber llevado a ser un país exportador de energía no convencional y tener una matriz limpia, este país ……, hoy por los gerentes ( ya que ninguno de ellos es dirigente ), se encuentra entre uno de los mas desiguales del planeta, no solo por el abandono de su vocación de grandeza, por que este no se dio solamente en los programas que nos hacían una potencia, sino que por sobre todo, se dio también en el abandono del pueblo, con recetas económicas excluyentes, que en menos de 50 años marginaron a la mayoría social del país, haciendo que hoy el 40 % de los jóvenes menores de 25 años se encuentre en la marginalidad absoluta, generando usinas de violencia y una guerra de clases no declarada.
Los seguidores modernos de los padres de mayo, como Scalabrini Ortiz, Fernández Arregui, José María Rosa, Arturo Jauretche, John W. Cooke y Eva Perón ya no son ni siquiera conocidos por aquellos que se dicen sus seguidores…, por que la clase política actual, está formada en pensamientos foráneos, que desconocen el ser nacional y a la Argentina profunda que tanto reivindicaban.
Juan Perón decía, que cuando los políticos olvidaban el mandato de los pueblos sentirían el escarmiento….., algo que sucedió en Diciembre del 2001 y en donde muchos tuvimos la esperanza de que era la alborada de un nuevo tiempo para el país.
De cualquier manera, se han logrado cosas….., se recuperó el sistema jubilatorio en el momento justo, unos días después hubiéramos sido parte del debacle de la burbuja yanqui…, se avanzó en la jubilación de amas de casas, aunque no es suficiente en lo económico, como también debería ser contemplativo para los adultos masculinos, teniendo en cuenta que fueron parte del Plan Económico de los Martínez de Hoz, Cavallo y Redrados, es un paso lo mismo que la asignación por hijo que debería ser universal de verdad…, pero son curitas ante un cáncer.
El ataque del “campo” aún se siente con mucha virulencia, por sobre todo en los precios y lamentablemente ninguna dirigencia salió a campear el temporal…., lamentablemente la dirigencia no siente esto en su presupuesto y esta de vacaciones….., la justicia no es justicia, Cromagnon y Lapa quedo impune, al igual que todos los personeros intelectuales del genocidio vivido y que claman contra cualquier reforma.
Es por eso, que como decía el viejo General es hora de que tomemos la mochila de soldado de la causa nacional y popular y reavivemos el sueño nacido hace 200 años, porque depende de nosotros que esta Patria se ponga en pie.

1 comentario:

Cehaj dijo...

Cuando los dirigentes olvidan el mandato de los pueblos sienten el escarmiento... fijate el aviso de Luis D'elia, si no encaja en la forreada de los intendentes del conurbano...

Saludos entrerrianos!