martes, 28 de julio de 2009

Utopia social hecha realidad?


Utopia social hecha realidad?


Estoy seguro que todos habremos escuchado de la utopía social, aquella sociedad perfecta pero inalcanzable supuestamente porque el ser humano por naturaleza esta inclinado al mal. Hasta hace algunos días yo mismo pensaba ésto. Pensaba que las sociedades comunistas o socialistas perfectas eran imposibles porque para el ser humano es mas simple ser egoísta que ser bondadoso y sin duda estos tipos de sociedades necesitan de un hombre bondadoso. Pensaba que una sociedad perfecta es una idea bella, pero es sólo eso, una idea tan alejada de la verdadera naturaleza del hombre que está condenada al fracaso. De este modo, el hombre no se merece el socialismo, ya que por su congénita naturaleza indigna es incapaz de realizarlo. Más o menos algo así era mi pensamiento, pero ustedes se preguntaran que me hizo cambiar. El cambio comenzó al visitar las ruinas jesuíticas situadas en los países de Argentina, Brasil y Paraguay.

En estos lugares los sacerdotes de la compañía de Jesús llegaron durante la época de la colonización (1600 aprox.) Y lograron una perfecta comunión entre el pueblo aborigen y la sociedad blanca. Instruyeron a los aborígenes y respetaron las ideas originarias que consideraron apropiadas. Pero lo más importante y lo que más me impacto de esta sociedad fue la organización social que lograron. Consiguieron lo que yo pensaba imposible en una sociedad más o menos moderna, alcanzaron una verdadera utopía social, planificaron la economía de forma controlada y consiguieron una población autosuficiente, y los excedentes los comerciaban con las grandes ciudades. Organizaron las tierras de forma que estas le pertenecían a la autoridad máxima, pero cuando una pareja se casaba recibía una parcela llamada abambaé (Propiedad del hombre) donde podía desarrollar sus actividades económicas. En cuanto al desarrollo cultural se les enseñó lectura, escritura, nociones de religión, urbanidad, nociones de aritmética, música y canto. Construyeron imprentas, telescopios, un péndulo astronómico etc.

Seguro que al leer ésto les llamo la atención que muchas de estas ideas ya las habían escuchado. Es así, varias de estas ideas sin duda coinciden con los pensamientos del comunismo utópico como muchas otras difieren, ya que por ejemplo una economía planificada es una idea Marxista pero el comunismo no es muy afín con la Iglesia ni con las religiones en general, pero en definitiva el mensaje que intento dejar es que la Sociedad Perfecta no es inalcanzable quizás el comunismo no sea la respuesta perfecta pero sin duda fue la más acertada. Depende de nosotros y de nuestras generaciones futuras corregirlas.

3 comentarios:

Eva Row dijo...

Hola Webmaster,
me encantó tu post sobre la sociedad que nos parece utópica, pero que fue posible en las Misiones Jesuíticas. Un verdadero ejemplo la da la C. de Jesús. Pero no puedo ser porque ese proyecto molestaba a los planes explotadores de la Corona Española. Hay que recordar que los jesuitas fueron expulsados y sus colonias destruídas. Una verdadera lástima. Cuando una sociedad utópica no la destruye la maldad de adentro, la destruye la maldad de afuera.

Webmaster dijo...

Muchas gracias eva, es verdad es como decis vos "no la destruye la maldad de adentro, la destruye la maldad de afuera"

pinguino1971 dijo...

Volvio DANIEL WILSON.. volvio la ALEGRIA.. volviste???

http://danielwilsonfansclub.blogspot.com/2009/07/volvio-daniel-wilson-volvio-la-alegria.html

Además publicamos una encuesta vinculante en nuestro blog:

Deseas que volvamos a publicar el "Mensajero" definitivamente??

Esta encuesta se cierra definitivamente el 7 de Agosto y es vinculante, respetamos la decision de los votantes..