sábado, 6 de noviembre de 2010

EL IDA Y VUELTA DE 6,7,8 CON EL CASO DE MIRTHA LEGRAND Y MI POST


No hago este post en mi blog porque lo tengo en stand-by. Pero quise dejar los hechos documentados en esta esquina rosada íntima de la blogosfera, que tenemos con Rafa, Sujeto de la Historia y Udi. No están obligados a opinar. Entendería que no tuvieran interés. En serio. Yo estoy un poco harta de esto.

¿Cuál es el riesgo de parecer ingenuos? ¿Por qué está tan prohibido establecer una diferencia entre el pésame de Susana y el de Mirtha? ¿Acaso somos del Partido Obrero que dicen que todo es lo mismo, que no hay matices entre Kirchner y Menem?

Yo no digo que Susana y Mirtha no sean lo mismo, porque lo son. Digo que el pésame de Mirtha y el de Susana fueron diferentes. Y aprovechando esa diferencia, yo le quise sacar jugo, y mostrar que premiamos los esfuerzos por buena conducta.

Mirtha por lo menos fingió sentir dolor. Pero Susana fue repelente, bruta, humillante. Tuve ganas de establecer esa diferencia y meter una cuña en el sólido bloque de las "divas" que trabajaron afanosamente contra el proyecto de Néstor Kirchner.

Que en 6.7.8 hayan tomado mi post "ingenuo" y un productor se haya congraciado con él para multiplicar, me puso muy contenta. Más que nada por el debate que originó. Para mí fue un logro que al otro día Mirtha Legrand interrumpa al rabino Bergman denostando a 6,7,8 para desdecirlo con el ejemplo contrario de que a ella la elogiaron en el programa. Yo me sentí muy satisfecha de que el rabino Bergman se encontrara con esa sorpresa inimaginable.

Pero al dia siguiente 6,7,8 se dio vuelta de lo que dijo el día anterior, y un productor casi pide perdón por haber sido "ingenuo", y la declara "perversa". Tanto Barragán como Lucho Galende sin embargo, mantuvieron su postura medianamente conciliadora, más parecida a la mía.

Me da risa la sola idea de haber quedado yo pegada nada menos que a Mirtha Legrand. Decenas de personas me mandaron comentarios lapidarios. Una persona exigió que la borre inmediatamente de la suscripción, como si yo tuviera lepra. Dos se borraron.

En un principio Sandra Russo usó un argumento benévolo hacia mi persona, de que si yo era ingenua entonces eso no conciliaba con la hipótesis de que los blogueros eramos un ejército mercenario peligroso, como se dice de nosotros, los blogueros kirchneristas. Resignificó positivamente el argumento de mi ingenuidad. Le dio algún valor. Se lo agradezco. Si no me hubiera conocido creo que Sandra me aplastaba como a una cucaracha.

Creo que el que me conozcan personalmente hizo que el linchamiento público fuera con anestesia, y que el dulce de Barragán ni Lucho quisieran coincidir . En realidad ninguno de los de la mesa fue duro conmigo. Tampoco Sandra. Y tampoco Nora Veiras. Incluso Aliverti tampoco fue tan duro. Lo que me extraña es la producción.

No importa, yo estoy contenta. Estoy contenta del trato de todos los columnistas. No me trataron mal a mí. Hice una travesura. Despertó polémica. Quedé como una ingenua. Pero no entiendo por qué se tuvo que rebajar así a un productor que se enganchó conmigo, haciéndole hacer una autocrítica. Me dio lástima por el productor que se enganchó conmigo. Espero que no le haya traído problemas mayores.

¿Qué hubiera pasado si lo hubieran dejado ahí en lo del primer día? En el mismo primer programa se dijo toda la crítica. ¿Por qué hacer que un productor se escrache a sí mismo en público como si hubiera cometido un crimen? ¿Qué es lo que se arriesgaba o ponía en peligro por haber sido ingenuos con Mirtha Legrand? ¿Tan importante es el tema Mirtha Legrand? ¿Tan vergonzante es pecar por ingenuo?

La sigo:

Doña Mirtha volvió a decir una barbaridad después de haber hecho un pésame precioso. Ella empezó a hablar del cajón cerrado, de "lo que dice la gente por la calle". Igual que le dijo a Néstor Kirchner cuando fue a su programa "la gente dice que se viene el zurdaje".

El problema es cuando ella habla de la gente de la calle, se refiere a la calle Gelly y Obes o Juez Tedín, donde viven todos los mamotretos como Grondona o ella. No habla de Jean Jaurés y Lavalle. Será verdad que en esas calles se dice eso. El problema es que ella escucha lo que dicen en su calle.

Pero al mismo tiempo dice algo que la producción no tomó en cuenta. Dice claramente que hay que desmentirlo y basta de folklore. Se jugó Mirtha y no la perdonaron, porque, bueno, ella se merece eso y más. Lástima que yo quería dejarla atrapada para este lado. Y casi engancha. Casi me sale. Un poquito me salió.

Una última reflexión: si Grondona puede fingir para sacarle porvecho a Solanas, y decirle que cada vez está más cerca de él, ¿por qué no puedo yo fingir satisfacción y darle las gracias a Mirtha Legrand? ¿Cuál es la pureza angélica que se exige de mí cuando estoy haciendo política? ¿Acaso era Néstor Kirchner un nene de pecho en estas cosas? El hombre fue excepcional. Después que Mirtha le dijera que la gente dice que se viene el zurdaje, él le mandó dos corderos patagónicos. No por nada era quien fue.

Igual me siento contenta, por más que sigan insitiendo en explicarle a esta ingenua que ella es una perversa, como si yo no lo supiera. En fin. Que quede para el recuerdo.

Acá están los tres videos. El del primer día donde la producción toma mi post y el del siguiente donde se desdicen del día anterior y en el tercero aparece Mirtha Legrand parando al rabino Bergman gracias a mi insólita idea de tratarla bien (en el minuto 3:00)








11 comentarios:

Diego E. dijo...

Eva:

A mí me cuesta creer el revuelo con este tema.

Porque, cuando alguien se acerca a tenderte la mano, responderle con una puteada es todo pérdida.

Y me cuesta creer, sobretodo, que los críticos de esta postura (¡la de aceptar un pésame, por el amor del Monstruo de Spaghetti Volador!) sea vista como una defensa de Mirtha.

En uno de los videos, como el propio Barragán señala, estaban tan embalados que hasta encomillaron "cupiera".

Vengo de dos días de discutir precisamente este tema, referido a tu post sobre el dichoso pésame.

Y no salgo de mi asombro. Me cuesta creer que no vean lo obvio, y que, con todas las debilidades -digámoslo así- que ofrece la Legrand, con todos los lugares que hay para pegarle, elijan justamente la ocasión en que se comportó como un homo sapiens.

Vos lo señalás como estrategia política. Yo soy menos benévolo: en el adiestramiento canino, se sabe que el afecto refuerza conductas. Por eso no hay que darle afecto al perro cuando hace algo que uno no quiere que repita (como aullar de miedo en una tormenta o morder al cartero). Por una vez, esta burra se comportó como un ser civilizado. No digo que le demos afecto, pero al menos no le peguemos. No es tan difícil de entender.

Si está simulando o no es algo tan fuera de tema, que podría entender esa crítica saliendo de labios de Solanas o Michetti (a veces se parecen), pero no de comentaristas que suelen mostrarse bastante más inteligentes.

Saludos.

Abel B. dijo...

Eva:
Lo que vos contás aquí me deja pensativo. Como dijimos en mi blog, pelotudos habrá siempre. Y también hay que tener en cuenta que la gente inteligente también hace pelotudeces de vez en cuando.

Si señalé el acoso que te hicieron en mi blog fue por solidaridad y también porque me preocupan los climas, más que los personajes.

Pero lo que contás de la "autocrítica" del productor... es más preocupante. Después de todo, 6-7-8 es prácticamente EL programa de TV nacional (se repite en todo el país) del gobierno. Si el manejo está en manos de stalinistas pelotudos... mala señal).

Un abrazo, y saludos a Bob

Eva Row dijo...

Por suerte estás vos y algunos más. En un momento te juro que pensé como el tanto "la vida me engañó".
Estuve leyendo lo de Lomas Nuevo. Te agradezco la defensa, la verdad es que todo esto es demasiado, no lo puedo creer.
Me gustaría que leyeras El blog de Abel, el post "Hábeas Corpus por Eva Row". Buscalo en Luz de Almacén.

Eva Row dijo...

El mensaje anterior iba dirigido a Diego E, me olvidé de ponerlo.

Eva Row dijo...

Abel,
Claro, eso me preocupa a mí. Más que nada porque no está más Néstor, lo que puede indicar algún cambio de mando. Me preocupa mucho. Eso.
Y gracias por tu solidaridad.

Rafa Cuadrado dijo...

Hola chicos.

Ante todo confieso que no vi los vídeos. Aún así, he comentado con otros amigos/compañeros esto y también el tema de los que van a "comer" allí. Y mi posición es que obviamente no le creo, no puedo creerle a una mina que me demostró no ser sólo una tonta como la pobre Su –que sólo puedo cuestionarle su cortedad-, esta mujer también es una canalla. Además, en esta hora, cualquiera que haya reproducido la nauseabunda historia del cajón cerrado se merece mi repugnancia.
Pero aún así, no hablamos de eso, hablamos de que lo correcto era decir, humildemente y con respeto: “mirá chabona, no te creo nada, no te creo nada, pero dijiste lo que debías decir ante la evidencia que es lo que hoy hay que decir”. Es lo que los análisis de opinión dicen que hay que decirle a su audiencia en estos momentos, lo que “mide”. Y como dijiste lo que debías, y aparentaste como profesional de la actuación que sos decirlo con sentimiento, mi deber es no criticarte, porque si no pierdo autoridad para criticarte cuando te lo merecés, es decir casi siempre. Además, en este momento que es tan importante debatir ideas, perder el tiempo con estas tonterías me parece eso, una tontería (lo digo por 678).

Y en un punto me parece que esto es como el tema de los que critican gente por ir a “comer” ahí, incluso algún necio criticó a alguien por “hablar” con Magdalena. No entiendo cómo nos ponemos a debatir estas cosas, cuando parece de Perogrullo que lo malo/bueno no es tanto dónde lo digas, lo malo/bueno siempre es lo que digas. A mí me parece muy claro que no hablás con el canalla “periodista”, hablás con su audiencia, y hoy más que nunca hay que hablar también con quienes escuchan a los canallas, porque no hay Ellos o Nosotros, los otros están incluidos en Nosotros, lo que sí hay son sus ideas y nuestras ideas, entonces con serenidad, con espíritu inclusivo, hay que contar porqué tenemos la razón. La tenemos porque nuestras ideas son mejores, y lo estamos demostrando.
Debatamos ideas, sigo convencido que la batalla es cultural, y no hay que perder el tiempo. Mirá, escuché a nuestra enorme presidenta decir: “los traidores defienden intereses, los necios se enfrentan a los propios”. Cuánta sabiduría. No perdamos el tiempo con los traidores, dejémoslos que se revuelvan en su ponzoña, tenemos que contar, con la serenidad que da la razón, por qué los necios deben dejar de serlo.

Un abrazo a todos,

Rafa Cuadrado dijo...

He visto los vídeos, y me reafirmo en todo lo dicho. No perdamos el tiempo con esto. Eva querida, da vuelta la página, que esto no te inmovilice, que debemos seguir librando la batalla por las ideas, la batalla cultural que es la que nos impone la hora, que como todas las batallas, sólo las ganan quienes las libran, no quienes se quedan en casa adorando su bello jardín.

Besos y abrazos, allende los enormes mares binarios, que se empecinan en acercarnos,

paparulo.blog.com dijo...

Tengo la impresion de que se quieren pelear todas las batallas, y lo mas grave, poner todas las batallas al mismo nivel.

Lo que debio ser un post menor, un destalle que encotraste mirando la tele, se convirtio en motivo de larga discusion e informes varios en el programa "tanque" del ala progresista del gobierno.

Esta misma sobredimension la encontre tambien cuando se discutia acerca de la grilla de tv, y algunos gritaba "grilla o muerte".

Hay una contradiccion enorme entre esta ola de impulso militante y la hipersensibilidad del cuero que muestran cuando aparece un comentario que no es univoco y favorable.

Eva, yo te leo y el post en cuestion me parecio tan atinado como "de color", jamas como una discusion central de nada. Ahora, si podemos acordar la que gran parte de los televidentes de 678 son tambien los lectores de sus blogs, entonces creo que ustedes tienen la responsabilidad ayudar a jerarquizar los temas, de ayudar a esa masa de gente a ordenar las discusiones y a no concentrar toda la densidad de la discusion en temas tan tan chiquitos.

Saludos

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Eva
Hace varios días que no veo 678, así que me perdí el tratamiento del tema "en vivo"; por otra parte, leí tu post al rato que lo publicaste, casi no había comentarios y, te soy sincero, lo tomé con naturalidad: vos destacando la diferencia que hay entre el "editorial de pésame" de ML, recatado y respetuoso (no me importa si auténtico o no) y la tilinguería festiva y cínica de SG.
Nada más, porque no hay substancia para otra cosa.
Yo no soy de los "veteranos" de la red; tu blog fue de los primeros que comencé a leer haca casi un año, cuando inauguré mi espacio de castigo a la palabra: si hubo algunos que se ofendieron y se borraron, calculo serán algunos de los que te "descubrieron" en 678.
Quienes mínimamente te conocemos, sabemos que no los vas a extrañar.
Qué curioso: venimos machacando tanto sobre el dejar de "ser hablados por el Otro" y te quieren lapidar algunos televidentes de 678. Creo que es exactamente lo opuesto a lo que proclamamos: que esto provenga de "los nuestros" da la nota de atención; espero sea el previsible grupo de pelotudos al que se refiere Abel.Se me ocurre que los comentarios que te han dejado aquí los compañeros son harto elocuentes; por mi parte, te digo: tengo especial afecto por la gente ingenua.
Un Abrazo

Diego E. dijo...

Eva: al menos, en líneas generales, en el blog de Abel parece primar la cordura entre los comentaristas.

En cuanto a las reacciones exageradas en tu blog, creo que hay mucho del furor de los conversos. Gente que aprendió hace poco tiempo quiénes son sus enemigos, y sólo es capaz de valorar cuestiones estáticas: el malo siempre, bajo cualquier circunstancia, ha de ser señalado como malo. Así funcionaba la tragedia griega y funcionan las telenovelas modernas.

Me resulta más llamativa, sin embargo, la edición de 6,7,8 o los comentarios del productor, o quien quiera sea la voz en off (que tiene serios problemas con la ortografía, dicho sea de paso).

Porque, si bien el tema en sí mismo está sobredimensionado, como señalan paparulo (es su nick) y Rafa, el tema es que logran sentar posición a partir de una mentira de edición. Lo que vuelve todavía más grave el asunto: ¿por tan poca cosa quieren ensuciarse? ¿nada más que para pegarle a la Legrand?.

En fin, escribí algo en mi blog porque empecé la respuesta acá y, como de costumbre, se hizo muy larga. Pero en cualquier caso, creo que es difícil agregar más a lo ya dicho. Pero también parece difícil que los indignados por tu post entiendan que no se trata de una defensa de Mirtha, sino de una defensa de nosotros mismos.

Defendemos aquello que nos hace mejores. Nada más que eso.

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Eva

Te había escrito hoy un comentario, pero no lo veo...
Bueno, en síntesis te decía lo siguiente: leí tu post al rato que lo escribiste, y lo tomé de manera simple: distinguías el tono respetuoso del editorial fúnebre de ML de la histeria tilinga e indisimuladamente festiva de la embajadora de Miami en Argentina.
Nada más, porque no había sustancia para otra cosa. Casi ni había comentarios, y, confieso, ni me tentó dejarte uno.
No había visto 6 7 8, pero ahora, cuando leo la actitud que tuvieron algunos con vos, y veo los videos, entiendo de qué se trata.
Evidentemente, quienes se borraron o se indignaron te han conocido por verte en 678, con las intervenciones breves que permite la TV, con el recorte de lectura de lo que escribís. Da un poco a pensar que al cambiar 678 de actitud, algunos lectores acompañen tan mansamente ese cambio, y de pronto, te hagan blanco de sus críticas. Si te conocieran por haber leído tu blog, tus comentarios sobre lo que escriben otros, entenderían que sos, además de una mujer inteligente, alguien con profundo sentido ético y sensibilidad humana. Irónicamente, has luchado tanto contra la alienación, contra el "ser hablado por el Otro", y que justamente sea gente que te ataque por ser hablados por 678 en su haberse dado vuelta...
No creo que extrañes a los que se fueron; seguramente son de los que nunca debieron haber llegado.
Creo muy pertinente lo que han comentado los demás compañeros, y en particular la mención que hace Abel: pelotudos hay en todos lados.
Por último: siento particular afecto por los seres ingenuos, porque aún les queda pureza.
Un abra