lunes, 24 de agosto de 2015

La realidad es superior a los sueños

Publicado en Descubriendo los tesoros:

Dice la real academia que:
Sobreactuar.
1. tr. Dicho de un actor o de una actriz: Exagerar el tono o actitud del personaje que encarna.


Tendríamos que dejar de sobreactuar por dos años. Con mucho cariño lo digo.
Los kirchneristas dejar de sobreactuar kirchnerismo, los antikirchneristas dejar de sobreactuar antikirchnerismo. Los independientes dejar de sobreactuar independencia, porque esa sobreactuación deviene en alguna de las dos anteriores sobreactuaciones, habitualmente la segunda.
Sobreactúan muchos periodistas, sobreactúan muchos economistas, sobreactúan muchos militantes, sobreactuan muchos dirigentes políticos y sindicales.
En mi caso reconozco que cuando escribo me resulta más fácil que en la vida cotidiana, cuando por momentos termino sobreactuando.

Sobreactúa Cristina Fernández cuando en una cadena nacional comenta un documento judicial, dándole entidad a un acontecimiento que de momento no la tiene, toda vez que debe actuar la justicia en lo que a primera vista parece un evento de inseguridad. Sobreactúa el principal grupo opositor poniendo en tapa, en letras de molde, qué dice la familia de un jóven muerto, por lo que parece un suceso de inseguridad, acerca de su filiación política.

Sobreactúan quienes se enojan con la cadena nacional, negándonos a todos los que queremos informarnos de lo que la prensa del poder establecido no quiere que nos informemos. Sobreactúan los que se enojan con los que se enojan con la cadena nacional, negándole el derecho a no querer que la presidenta nos informe por medios masivos.

Sobreactuó la interna Anibal Fernández, luego de que sobreactuara la interna Espinoza. Sobreactúa la derrota Felipe Sola, luego de que sobreactuara puerilmente M.Eugenia Vidal disfrazándose de día de lluvia para ir de excursión. Sobreactúa cintura política Macri, perdiendo el único valor que todos le reconocíamos: la previsibilidad. Sobreactúa Scioli enojándose ante los ataques de la prensa opositora, cuando antes sobreactuaba paciencia ante los mismos. Sobreactúa Massa eligiendo como tema la inseguridad, porque a Ruckauf no le habría dado resultado si enfrente hubiera tenido un rival de fuste. Sobreactúan los radicales denunciando debilidad institucional, como sobreactúan algunos periodistas denunciando corrupción. Sobreactúa como siempre la ultraizquierda, pero eso es parte de su naturaleza política. Sobreactúa Stolbizer con el honestismo, privándose de ingentes votantes radicales que la votarían si la vieran más potente.

La lista la podría extender, anoche tenía en la cabeza más eventos que me invitan a sobreactuar enojo.
Quizá venga un tiempo en el que debamos recuperar la idea de la sintonía fina, que Cristina Fernández no pudo no quiso o no supo gestionar. Y éste, barrunto, es el reino de los matices, no de la sobreactuación.
El otro no es tan malo, nosotros no somos tan buenos. En todo caso, el otro está equivocado, o quizá no tanto.
Convendría que todos nos relajemos. Somos un país más normal de lo que creemos. Tenemos más potencial del que creemos.

Es verdad, al final todos asumimos un personaje, y lo actuamos con convicción. No digo que esté mal, digo que sobreactuar este personaje que deseamos ser, o que creemos que los demas desean que seamos, nos dificulta la sonrisa y la felicidad. Asumamos la libertad de intentar ser felices.

Seamos felices, que lo demás no importa nada.


-- ** -- ** -- ** --

Algunos economistas sufren el síndrome de Casandra invertido: lo que dicen sobre lo que va a suceder en el futuro jamás es cierto, pero muchos amigos les creen sin hacer preguntas.
Algunos no permiten que la realidad los distraiga de sus certezas.





Ocurre que la realidad es superior a los sueños.
En vez de pedir "déjame soñar", se debería decir: "déjame mirar".
Juega uno a vivir.
(Jaime Sabines)