miércoles, 16 de junio de 2010

ACERCA DEL 16 DE JUNIO DE 1955

"…nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones colectivas se olvidan. La historia aparece así como propiedad privada, cuyos dueños son los dueños de las otras cosas. Esta vez es posible que se quiebre el círculo…" (Rodolfo Walsh)

En anteriores entradas al blog (específicamente el 21 de mayo en La Otra Historia) habíamos expresado nuestra satisfacción por el acto de recuperación de la historia que para nosotros significaba la muestra artística de Fuerza Bruta. Creemos estar asistiendo a una vuelta de página en la historia contada, la historiografía oficial se ocupó de la lisa y llana desaparición, ocultamiento, negación y tergiversación de hechos que muestran a las claras el contenido de revanchismo clasista que los mismos expresaban. Dentro de los múltiples hechos que es necesario recordar, hoy queremos hacer mención a los bombardeos del 16 de junio de 1955 sobre un pueblo completamente indefenso y con la aviesa intención de derrocar un gobierno legítimo, este hecho no es menor, acaso podría interpretarse como el inicio de la escalada que a través de los años y en sucesivas etapas represivas (derrocamiento del gobierno popular en 1955, fusilamientos de junio de 1956, proscripción del peronismo, encarcelamiento de líderes populares) que va a culminar en el golpe terrorista de 1976 con los hechos por todos conocidos. Creemos realmente que se está recuperando la historia y que el pueblo se está haciendo cargo del rol que le compete en lo que todavía está por escribirse, ningún pueblo se moviliza de la manera en que lo hizo para el Bicentenario si no está viendo que la realidad cambió y que ahora comienza a ser protagonista. Dependerá de todos profundizar situaciones que son propicias para una mejora sustancial tanto a nivel país como de todos los sectores involucrados.

3 comentarios:

Sujeto de la Historia dijo...

Mi respetuso homenaje a las víctimas de la locura asesina. No, corrijo mis dichos: ser hijo de puta no tiene nada que ver con la locura.
Cordiales saludos

eva dijo...

Estamos de acuerdo Sujeto, los que hicieron eso lo planificaron racionalmente, estaban en dominio de sus facultades mentales, son absolutamente imputables, son asesinos.
Felicito al autor por el post.

Jorge Devincenzi dijo...

Quizás sirva para entender mejor ese ocultamiento que los principales líderes del asesinato masivo del 16 de junio (Massera, Suarez Mason, Menéndez, Montes, etc) luego dirigieron la dictadura cívico-militar del 76.