martes, 19 de febrero de 2013

La ciudad que se resiste a ser hermosa...

Buenos Aires: la ciudad que se resiste a ser hermosa...

Entrevista de Eduardo Aliverti en Marca de Radio con Rodolfo Livingston, arquitecto, y Sergio Kiernan, periodista.
¿Y por casa?

Transporte, espacio público, vivienda... La ausencia del Estado se percibe e todas las áreas de la Ciudad de Buenos Aires y su explicación puede encontrarse en la concepción elitista de quienes la gobiernan (y la gobernaron).

http://www.marcaderadio.com.ar/130216/130216mesa.mp3

En esta mesa de debate, afirmó Rodolfo Livingston que "La ciudad es un hecho colectivo, social, pero también poético."
Y yo digo que no puedo estar más de acuerdo con él, porque sin la poesía moriremos respirando; eso sí, con resuello métrico...

"Así como no podemos sostener mucho tiempo una mirada, tampoco podemos sostener mucho tiempo la alegría, la espiral del amor, la gratuidad del pensamiento, la tierra en suspensión del cántico. No podemos ni siquiera sostener mucho tiempo las proporciones del silencio cuando algo lo visita. Y menos todavía cuando nada lo visita. El hombre no puede sostener mucho tiempo al hombre, ni tampoco a lo que no es el hombre. Y sin embargo puede soportar el peso inexorable de lo que no existe." (Roberto Juarroz)

Poesía para la cuidad que quiere amar y no puede. Poesía con la que, sin embargo, hablamos de política.


La fotógrafía no tiene crédito, lamentablemente no sé quién es el fotógrafo de la lente sensible. Quizá alguien que intentó mirar Buenos Aires con ojos de Horacio Cóppola.




Por cierto, ya que hablamos de política, quería decir que no debería sorprender a nadie que Mauricio Macri, orondo, anuncie que eliminará "Fútbol para todos" si se alineasen los planetas y él ejerciera la presidencia de la república:
La idea de los liberales, aún más en este caso siendo liberal-conservadores, es clara en cuanto a que disfrutar del fútbol, así como de la libertad, debe estar reservado sólo a quienes puedan pagarlo.

Publicado en Publicar un comentario en la entrada